¿La elección de pareja hasta que punto es determinada por el pasado?

¿Cómo la elección de pareja viene determinada por el pasado?

En psicogenealogía, la elección de pareja se establece no en función de una preferencia individual sino en relación con las historias de las parejas familiares, con las filiaciones e identificaciones anteriores. Sí en los cuentos de hadas, el destino de un chico es convertirse en un héroe y el de una chica, el de encontrar un buen esposo, para nosotros los héroes y heroínas son nuestros abuelos y abuelas, nuestros antepasados y, sin saberlo, reproducimos sus esquemas familiares, sus mismas penas, y sus uniones imposibles.

Planes-Lluvia

La obediencia de las expectativas a los ancestrosdirige nuestra elección de pareja, la duración de la unión y los destinos parentales. La elección del establecimiento de una alianza, implica la entrada de nuevos miembros que rellenan el tejido del parentesco. ¿Debe considerarse la unión de dos árboles cómo una oposición? ¿Son opuestos  complementarios? o más bien ¿es la unión de similitudes?

La alianza se define como la reunión de dos familias, aparentemente distintas, ocasionalmente semejantes.  Vincent de Gaulejac lanza la hipótesis que el sujeto y su elección de pareja, se basa mediante el nombre de la elección de pila.

img137723

Groddeck evoca en sus Conferencias psicoanalíticas para enfermos el increíble hecho de que no escogemos personas, sino nombres.

LA ELECCIÓN DE PAREJA EN FUNCIÓN DE SU NOMBRE

El nombre de pila tiene un eco muy profundo, pues es una palabra familiar completamente reconocida. Durante una relación, la memoria asociará necesariamente un “Enrique”, “Pedro”, “Juan”, “José” o “Andrés” a una persona muy amada, muy añorada, en ocasiones muerta de manera prematura o violenta. En ese caso nunca se llega a superar la pérdida totalmente y nada nos consolará. Y por eso es apropiado realizar el Duelo.

A veces un nombre de pila, en el seno de la familia, evoca un niño o un novio, un marido muerto brutalmente (en accidente de coche, de avión, de gangrena, por la rápida evolución de una enfermedad o por otras razones que habrá que investigar). Como en el teatro, recordar un nombre es una especie de alabanza post-mortem, una última oración donde le decimos al ser querido: “vuelve una vez más, no nos abandones”. Un nombre puede desaparecer: es expulsado y borrado del árbol, se intentará disimularlo, ocultarlo, será difícil encontrarlo, permanecerá en secreto como una pena muda. Pero ya sabemos que un silencio vale más que las palabras y una pequeña encuesta sobre nombres desvelará la persona que ostentaba el nombre prohibido.

El nombre puede recordar al padre o a la madre si se les admira, tanto sí están vivos como muertos, a un hermano o hermana con los que sintamos una afinidad especial, o puede recordar a un amor pasado o a una amistad. A nivel familiar interno hablo de incesto simbólico: se forma una unión con el progenitor de sexo opuesto o con un miembro de la fratría; de éste modo se realiza el deseo de formar una pareja con dicho pariente. La idealización del padre o la madre, de un hermano o hermana puede entorpecer la armonía de una pareja. Muchos reproches y críticas tienen que ver con la historia de la adolescencia o de la infancia. Los conflictos con los que se enfrenta una pareja real pueden derivar un complejo de Edipo no resuelto. El análisis de las problemáticas generacionales aportará la prueba de una o varias causas antiguas que son el origen de una crisis conyugal y que pueden observarse mirando las historias afectivas del árbol. Por ejemplo, se puede formar una pareja fraternal tras la separación no deseada entre un hermano y una hermana. Dicha separación tuvo lugar mucho más arriba en el árbol. La pareja actual se ubica en el árbol en posición fraterna, es decir, uno al lado del otro; este tipo de parejas tiene poca inclinación por su propia vida sexual como pareja.  ¿Qué consecuencias se desprenden de la elección de una alianza por nombre?

96028186-352-k79663

ELECCIÓN DE PAREJA POR UN NOMBRE DERIVADO DE LA FRATRÍA

El caso de hermanos separados en su infancia influye en este tipo de elección. André escogió como pareja a Jaqueline, que curiosamente lleva el mismo nombre que su hermana Jaqueline. ¿Por qué? Porque en el fondo desea encontrarse con su hermanita, de la que lo separaron tras el divorcio de sus padres, cuando tenía 6 años. André sufrió mucho por esa pérdida. Cada vez que llamaba a su mujer, estaba reclamando a su hermanita pequeña y pérdida. André al casarse con novia Jaqueline creó una venganza simbólica hacia su madre Amelié, por la injusticia sufrida en su infancia, ya que los hermanos fueron separados y criados a la distancia.

El sentimiento que se creó en la pareja simbólica André–Jaqueline fue el de abandono. La Jaqueline hermana se casó con un hombre llamado Thierry, que curiosamente murió cuando ella estaba embarazada de su segundo hijo. Por decisión del juez André, – hermano de Thierry, cuñado de Jaqueline, por lo tanto tío de los hijos de Jaqueline  – (que también se llama André como el hermano del que la separaron) fue nombrado tutor de los niños. Dado que Jaqueline no se volvió a casar, ni a compartir su vida con ningún otro hombre, “el tío André” – tutor legal de sus hijos – pasó a primer plano asumiendo el papel de “Padre Social”. En este caso se observa claramente las dos parejas André-Jaqueline formada simétricamente a partir de la elección de nombre de pila.

913b363dde670691579327882b9e2b40

ELECCIÓN DE PAREJA POR UN NOMBRE DERIVADO DE LOS PROGENITORES

Analizando y profundizando en el árbol genealógico de André, es mucho más claro, cuando averiguamos que su madre Amélie, eligió como marido a un “Jules” que se llamaba exactamente igual que el padre de ésta. Este tambaleo generacional produce confusión en los roles de cada uno. Simbólicamente el padre se convierte en esposo, la hermana en esposa y el cuñado acaba haciendo de padre.

André, el hijo de Jules y Amélie, eligió una profesión en la que el orden es imprescindible, y ocupa un puesto que todo el mundo debe tomar en cuenta. Para ayudar a las futuras generaciones, será indispensable revisar y reubicar las posiciones de cada miembro de la familia, en relación a las expectativas y los roles, para equilibrar nuevamente la balanza, saldar deudas y generar justicia en el seno de la familia.

La elección de pareja a partir del nombre, tiene como consecuencia la dificultad en la pareja para armonizar las polaridades masculino/femenino y mantener el equilibrio de la unión, dado que desde el principio las posiciones están distorsionadas. La relación nunca podrá ser igualitaria y aún menos cuando la pareja tenga hijos. Un esposo estará sometido al otro y los descendientes los incitarán al divorcio, a procedimientos por la custodia de sus hijos, a oscilaciones de conducta y a tensiones entre el rol paterno y el rol conyugal.

Elegir una pareja que tiene el mismo nombre que uno de nuestros padres indica el deseo de querer tenerlo siempre cerca, no querer cortar el cordón umbilical, la burbuja simbiótica, y presenta cuatro modalidades: madre-hijo, padre-hija, madre-hija y padre-hijo. En estos casos, la relación conyugal se convierte en un espacio compartido, de carácter simbólicamente incestuoso, con su padre de deseo de reconocimiento físico, mental, emocional y moral, que el cónyuge nunca podrá colmar, como es de suponer.

ELECCIÓN DE LA PAREJA EN RELACIÓN CON EL ESTATUS SOCIAL

Escoger una pareja perteneciente a un grupo social más elevado que el propio se denomina hipergamia. Cuando una mujer se casa con un hombre de categoría social superior a la suya, normalmente se trata de un hombre mayor que ella. La mujer ascenderá entonces en la jerarquía social despertando los celos y el despecho de la familia de origen  el rechazo de la familia del marido, que la verá como una “intrusa”. El ascenso jerárquico será pagado con la incomprensión familiar, al tiempo que estará respondiendo a las exigencias de sus ancestros para mejorar las condiciones de vida del linaje. Ese deseo responde siempre a una causa primera: en el linaje debe haber un burgués, un aristócrata, un sacerdote, un individuo poco o nada reconocido. Este tipo de uniones intentan reparar el daño sufrido por el ancestro, es una forma de reconocerlo, de ubicar el linaje allá donde debería estar. Los niños de una pareja hipergámica tendrán que enfrentarse a la contradicción interna de la pareja de progenitores (con un estatus opuesto) y optar por el modelo paterno o el materno. Les resultará imposible mantenerse fieles a ambos orígenes, a ambos árboles.

matrushkas

Por ejemplo: Vanessa pertenecía a un linaje obrero tanto por parte materna como paterna, los hombres de la familia eran todos hijos y padres de obreros; su madre conoció a su padre en la fábrica de tejas. Pero se enamoró y se casó con el director de una importante empresa, para el que fue la más fiel y amante esposa.

Todo lo contrario ocurre en las parejas hipogámicas. Una joven rica, Tania Poïva, judía sefardita de la Europa del Este (Hungría en concreto) se enamoró de un joven artesano. Eligiendo a este hombre de condición humilde, se declaró en rebeldía frente a su herencia familiar, desobedeciendo la advertencia: “Cásate con una pareja de tu misma clase social”. Pero, al mismo tiempo, obedecía a otra advertencia, más profunda y escondida, ofrecida como una manzana envenenada por una de sus antepasadas por línea materna, llamada Natasha: “Cásate con quien te enamore porque yo me casé con un marido que me hacía sentir acorralada en mi situación; te transmito, sin que lo sepas, la amargura de no haber podido vivir según mis sentimientos y deseos porque yo, tu antepasada, obedecí los principios del deber conyugal  y de la razón. Así que, querida descendiente mía, te agradezco sinceramente que pagues el precio de mi error no obedeciendo a tu obligación de mantener una alianza aristocrática y cumpliendo así la realización de mi ideal amoroso.”

Desautorizada por sus padres, a Tania le señalaron la puerta y se encontró en un callejón sin salida, frente a una disyuntiva imposible: “Deja a ese hombre o vete para siempre y no vuelvas nunca.” Como en una película de drama, ésta joven rica y exquisitamente educada, prefirió exiliarse sin un céntimo en los bolsillos y emigrar a Francia. El expolio de su herencia fue el precio que tuvo que pagar por su libertad, por posicionarse contra los valores tradicionales de su clase social. Una vez en París, su marido se lanzó al comercio del calzado. Para Tania, tras cuatro maternidades sucesivas, sus deudas empezaron a pesar. Abrumada por los acontecimientos y sin haber aprendido a hacer frente a las dificultades materiales, nuestra heroína –digna de una novela- murió al abortar su quinto hijo, el cual no podía asumir moral ni económicamente. Finalmente obedeció, desde la distancia, la advertencia paterna: “o lo dejas o te vas”, dejando cuatro hijos huérfanos de madre. Sus descendientes se lo pensaron dos veces y unos se hicieron religiosos mientras que otros permanecieron siempre solteros; en cualquier caso no tuvieron hijos. Permanecieron fieles a su bisabuela Tania en la idea de abandonar su país de origen, en este caso Francia, migrando a países menos desarrollados y sin querer pagar con sus vidas las rupturas familiares.

maxresdefault

La elección de pareja en el mismo grupo social se denomina isogamia. Por ejemplo: dos familias se montan un sistema de vida y sacan sus valores profesionales de la tradición del comercio, del trabajo de cuero, de la enseñanza o de profesiones de estatus más notorio (como abogados, médicos, farmacéuticos, políticos, etc.) Una alianza entre familias del mismo estatus es una unión de competencias,  las dos familias juntan esfuerzos con un objetivo común, ambos cónyuges se implican en la misma dinámica profesional, de manera igualitaria o equivalente. La pareja trabaja junta, muestran más estabilidad y defienden juntos los intereses comunes del linaje.

La elección de pareja se efectúa en función de las aspiraciones dejadas en suspenso por los ancestros y de las experiencias anteriores que quedaron incompletas.

En psicogenealogía es preferible remontar a la causa más antigua, sí ésta es reparable en el árbol. En caso contrario, sin verificación, sólo podemos emitir hipótesis inspirándonos en los efectos observables.

La liberación de un nudo genealógico tiene un aspecto mágico porque la energía nueva cae en cascada sobre los miembros de la familia. Los cambios favorables se desarrollan de forma simultánea en diferentes lugares, se trata de una concordancia que va más allá de nuestro entendimiento.

La Idea en las Sesiones es revisar aquellos casos en los que sientes que algo no va bien o que hay contradiciones y que repites algún patrón, te has casado y buscas un cambio, quizá el deseo de vivir otra historia. Cada caso único.

Jenny Coach

Sesiones Privadas: En línea o Presenciales

Whatsapp: 044 – 55 – 9143 – 6787 (México, DF y Cancún)

Skype: santa.jenny.gonzalez

Facebook: SER Líder de Tu Vida

Instagram: serliderdetuvida

Correo: newredcoach@gmail.com

Pregunta, envíanos un correo sí te interesa información sobre los cursos en Línea o Presenciales.

Si te Interesa Leer más del Tema sobre Relaciones.

La única pareja posible no es la simbiosis de dos egos infantiles sino la colaboración de dos conciencias libres